José Luis Mundi

EL VIAJERO

Cada cual nace donde nace.

Pues sí. Cada cual nace donde nace. Y eso no es un mérito personal, es un simple fruto del azar. Yo nací en Sevilla, una ciudad de un país europeo, de un país desarrollado donde uno puede vivir en libertad y acudir a un supermercado a comprar fácilmente todo aquello que necesite o, simplemente, que le apetezca.

Pero podría haber nacido en cualquier otro lugar, y podría haber sido de otra raza, o podría haber crecido sin conocer otra cosa que no fuera una guerra tras otra…

Y pensado en ello, y viendo en televisión desde la comodidad de mi sofá como hay quien muere en medio del mar buscando una mejor suerte, así nació El Viajero. Una visión del mundo desde el punto de vista de quien no tiene tanta suerte y se ve obligado a huir de su pueblo, separarse de su familia y lanzarse a una aventura que puede terminar en el fondo del mar o, con fortuna, en alguna playa donde no va a encontrar precisamente el paraíso que le prometen.

A mí, sinceramente, me gustaría poder decir en algún momento lo mismo que dijo Sócrates en su tiempo: “Yo soy ciudadano del Mundo”.

Comparte este artículo en tus redes

ENTÉRATE DE TODAS
LAS NOVEDADES

Newsletter